El origen de las etiquetas de equipaje de los hoteles

Los orígenes de etiquetas de equipaje para hoteles se remontan probablemente a las tarjetas comerciales que los hoteles encargaban habitualmente junto con otros artículos de papelería, como las cartas y las facturas, en la segunda mitad del siglo XIX. Estos artículos solían llevar una imagen del hotel grabada en cobre y algún texto relativo a su ubicación. Estas tarjetas servían de publicidad "de bolsillo" para el establecimiento.

Hay pruebas que sugieren que las tarjetas comerciales de los hoteles se colocaban ocasionalmente en los equipajes, probablemente para facilitar su transporte al establecimiento correcto. Hacia 1900, los hoteles proporcionaban habitualmente a los viajeros etiquetas para su equipaje. Las maletas decoradas con etiquetas de lugares importantes y exóticos se convirtieron en un símbolo de clase y estatus.

A principios del siglo XX se produjeron cambios en el diseño gráfico de etiquetas de equipaje para hoteles, con diseños que pasaban de las imágenes detalladas (que evolucionaban directamente de los primeros grabados en cobre) que incorporaban un colorido limitado, a un estilo simplificado pero muy coloreado, dramático y llamativo (que se ve en las imágenes de arriba). Los diseños de las etiquetas reflejaron a su vez los estilos Art Nouveau y Art Déco, y los hoteles empezaron a utilizar las etiquetas como herramienta de promoción.

Mientras que las primeras etiquetas mostraban principalmente representaciones de los propios hoteles, los diseños evolucionaron para incluir vistas icónicas de las ciudades en las que se encontraban los hoteles, a menudo en forma de representaciones de importantes monumentos arquitectónicos como la Torre Inclinada de Pisa o las Pirámides de Giza. También se incluyen elementos geográficos, como montañas y lagos.

El uso de las etiquetas de equipaje de los hoteles continuó en la década de 1950, e incluso más allá en algunos hoteles de lujo en lugares exóticos, pero la llegada del turismo de masas y el traslado más automatizado del equipaje disminuyeron el atractivo y el uso de la etiqueta de equipaje.

Fuente: Centro Canadiense de Arquitectura (CCA)